Páginas vistas en total

Seguidores

30 dic. 2012

Septimo capitulo.“Borracho bruto”

 


Capitulo 7. “Borracho bruto”

Ya comenzaba a caer la tarde lentamente. Aquellas nubes grises que Dani vio a lo lejos estaban más cerca aun de lo que se esperaban y hacia un fuerte y potente temporal de viento en la calle.
Tras acabar de ayudar en la cocina a Dani, tanto Emma como Shara se fueron al salón un rato, dejándose caer en el sofá más cercano a la chimenea y mirándose ambas de vez en cuando.
Emma no miraba mucho a Shara, pues sabía que ella estaba preocupada, y por no preocuparla más reprimió sus lágrimas mientras Shara la observaba de vez en cuando, preocupada y sin saber que decir a la vez que su cabeza pensaba en Dani.
Pasaron las horas y Dani se dedicó a leer en el salón mientras Emma y Shara miraban el televisor para no aburrirse, porque para el asombro de él y ellas se puso a llover de golpe, lo cual a Dani no le daba ningún buen presentimiento, pero bueno, ¿qué iba a hacer él contra los cambios atmosféricos?. Nada, así que se quedaron hay tirados en el sofá viendo la televisión.
Hubo un momento algo extraño para Shara aquella tarde, pues de vez en cuando no cesaba de mirar a Dani y cuando se daba cuenta de aquello para su sorpresa, a la vez se daba cuenta de que se quedaba alelada. Mientras las horas pasaban en varias ocasiones Emma iba al baño con la frase de “voy un segundo al baño”, momento en el que no podía más reprimir sus lágrimas y por no preocupar a Shara, se iba a llorar a escondidas, y en una de esas ocasiones, ya que estaban ambos sentados en el mismo sofá, Shara, algo agotada reposó la cabeza sobre el hombro de Dani, el cual se sonrojó bastante al notarlo, pero no dijo nada, sino que esbozó una sincera y feliz sonrisa, hasta que al llegar Emma, que al ver a Shara en así con Dani le echo una miradita picarona a Shara y esta avergonzada y más roja que el tomate se separó al instante haciendo como que tosía.

Los ancianos no llegaban y ya eran sobre las ocho de la tarde, acercándose ya la noche sobre aquel día, y de golpe, el ruido de un coche interrumpió aquella calma que había en aquel salón. Un coche rojo algo mal cuidado por algunos golpes de accidentes se había plantado delante de la verja de la casa y de el coche salió un chico bastante corpulento que por lo visto iba bastante borracho, y no era otro que el famoso Aiden, al que no se le ocurrió otra cosa que empezar a golpear la verja reclamando la presencia de Emma.
Emma, al oír la voz con al que la llamaba a gritos Aiden, le recorrió un escalofrió por toda al espalda, la ultima vez que Aiden la llamó así a gritos y estaba borracho la golpeó de tal manera que le marcó el costado en pleno verano con un “bonito” morado, por el que tuvo que mentir a todos diciendo que se había dado un golpe bajando por las escaleras, a todos, menos a Shara, la cual, prácticamente sabía casi todo de la vida de Emma.
Shara se levantó de un brinco y miró a Dani como pidiéndole ayuda con la mirada y se se dedicó a agarrar del brazo a Emma, la cual parecía disponerse a salir al portal.
-Emma... No... Ya esta... ¿Vas a dejar qué haga lo que quiera y vuelva a hacer lo que hizo?.- Susurró casi sin voz por el miedo y la preocupación.
-Siempre se hizo lo que el señorito quiso y no creo que vaya a cambiar... -Respondío tragando saliva mientras una lágrima salia de uno de sus ojos.
Al ver y oír aquello Dani salió corriendo del saló a buscar el bate de baseball que su abuelo guardaba bajo su cama por si alguna vez alguien se atrevía a entrar a robar y sin perder el tiempo se plantó delante de la puerta sin dejar pasar ni a Emma ni a Shara. Tras esto las miró a ambas a los ojos y suspirando y con un tono de voz cauteloso a ala vez que firme, a la vez que posaba la punta del bate en el suelo les dijo:
-Emma, no estas sola, y ese de hay ni pienso dejarle entrar a casa y menos dejarte sola fuera, además esta borracho y por lo que comentabais... no, no me da la gana, si sales sales con nosotros y si, me voy a llevar esto por si los pelos, os pongáis como os pongáis. -Tras esto Emma y Shara se quedaron entre asombradas por la ayuda, como aterradas por lo que podía pasar si salian.
-Dani... Cielo... -Dijo Shara como si se le escapase el alma.- Yo... No quiero que te hagan daño...
-Y yo no quiero que un borracho asqueroso que trata a una mujer como si fuera basura venga a aquí a joder a mi casa y encima de paso que le haga daño a ti o ella, antes le parto la cabeza con este bate. -Dijo muy firmemente sin apartarse de la puerta.
Emma lo miró con una mezcla de miedo a la vez que de alivio de saber que no estaba sola y musitó débilmente:
-Gracias por todo Dani... - Tragó saliva y suspirando a la vez que cerraba sus ojos avanzaba hasta la puerta, la cual abrió Dani saliendo primero.
Lo primero que se vio al salir era a Aiden borracho y dando golpes a la verja mientras daba tumbos. Nada más ver este a Dani salir y detrás a Emma y a Shara no se le ocurrió nada mejor que vomitar delante de la verja, y tras recuperarse mirarlos a los tres y comenzar su sarta de insultos.
-¿Con qué estabas con este mierdas, no pedazo de guarra?. Como no, y con la putilla pelirroja... -Tras esto se echó a reír y sacó de sus casillas a Dani, al cual no le gusto lo que le dijo a Emma pero mucho menos como trató a Shara por lo que golpeó con fuerza la verja y gritó con furia.
-¡Tu pedazo de mierda, deja de golpear la verja de mi maldita casa y vete por donde has venido!. ¡Emma no esta conmigo ni tiene ninguna relación, aparte de la de amigos... o eso creo que soy para ella y a mi sinceramente aunque pueda ser le brusco, no me gusta ni la quiero ni la conozco de nada... así que deja de meter mierda... y no te metas con Shara que no tiene anda que ver en este asunto o... aaaag!. ¡VETE!.
Esto dejo algo bloqueada a Emma la que no sabía como responder, y a la vez hizo tragar saliva a Shara, tanto por el insulto recibido como por ver tan alterado a Dani, lo cual no le gustaba ni un pelo, por lo que se acercó a él y le agarro por uno de sus brazos susurrándole que se tranquilizase un poco.
Aiden se limitó a abrir y cerrar los ojos como algo sorprendido por la reacción del chico, o como si tuviese miedo le respondió.
-Esto no va contigo pedazo mierdas... Va con Emma y conmigo, vete con al puta roja a otro lado y déjame hablar con la subnormal de la rubia, aquí se hace lo que a mi me da la gana. - Sonreía mientras como un tonto mientras aun se notaba el efecto del alcohol en su cara.
-Mira niño, vete a seguir bebiendo por hay, estréllate con el coche si quieres, piérdete, pero deja de una vez a Emma, ella no va a hacer lo que te de a ti la gana, además, ¿te crees el rey del mundo?. -Dani aferró con fuerza su bate mientras intentaba contenerse.
-Yo soy alguien no como tu... Además, ¿de qué vas que si no te atreves ni a abrir la maldita puerta?. -Dijo Aiden.
-Vale... esto se acabó... Shara coge el maldito bate y llévate a Emma al portal de casa, si hace falta entrar dentro y cerrar con llave por favor... -Tras eso Dani se soltó del brazo de Shara, le dio le bate y se plantó delante de la verja esperando a que Shara hiciese lo dicho, la cosa se ponía violenta.
-Dani... No tienes porque hacerlo... -Sususrró angustiada Shara.
-Ya... pero por lo visto es de los que no aprenden con palabras... Además... No voy a hacerle nada... Esta borracho. -Dicho esto y al ver a Shara casi arrastrar a Emma que seguía como bloqueada abrió la puerta y empujó a Aiden al suelo, el cual se cayó al suelo de lo borracho que iba.
-Estas muerto flacucho... -Dijo agresivamente y con desprecio Aiden.
Dani aprovechó para cerrar la puerta de la verja tras el y lanzar las llaves hacia el parque por si la cosa se ponía mal. Tras esto se dio la vuelta y levantó agarrando por el cuello de la camiseta con ambos brazos, a Aiden.
-Mira... Tú te vas a ir de aquí en tu maldito coche y no quiero volverte a ver la puñetera casa cerca de mi casa... -Dicha esta frase estampó sin soltarle aun, su espalda contra la puerta del piloto del coche.- Tú no vas a volver a dirigirla la palabra a Emma o como me enteré... te prometo que que parto la cara con mis propias manos... - Le volvió a sacudir contra el coche y acabó de hablar.- Y tú... Como le vuelvas a poner un solo dedo a Emma o a faltar le el respetó a Shara... Date por muerto escoria... -Dicho esto ultimo comenzó de golpe a llover y soltándole con una de las manos la camiseta de Aiden le propinó un puñetazo en la cara y lo tiró al suelo.
Aiden se levantó dando tumbos al ver a Dani dirigirse a la verja de la casa sacudiendo la mano con la que le golpeó y e abalanzó contra el con rabia, lo que acabó con ambos chicos en el suelo. Esto le hizo recordar algo de su pasado a Dani, por lo que reaccionó violentamente y haciendo que se volteasen ambos y quedando el encima comenzó a darle puñetazos en la cara con ira y cuando volvió en si empezó a llorar mucho más fuerte. Tragó saliva con fuerza mientras se levantaba con las manos doloridas y algo manchadas de sangre por reventarse los nudillos. Aiden estaba medio inconsciente en el suelo con un ojo morado, la nariz ensangrentada y el labio inferior partido. Dani al contrarío, llevaba solo un pequeño corte en la mejilla ya que al caer se golpeó contra una piedra algo dentada.
Asustado lo levantó y lo metió dentro del coche y sin pensarlo dos veces llamó a una ambulancia para contar lo ocurrido y cuando se relajó un poco y dejó de llorar llamó al telefonillo de la puerta exterior.
-Shara... Por favor... ¿Puedes abrirme la puerta de la verja?... Las llaves están en el césped... -Su voz era casi un susurro y con un tono de amargura muy claro.
Al oír aquella voz Shara preocupada salió a toda prisa con el bate en la mano y al encontrar las llaves en el suelo se apresuró a abrir la puerta, encontrando a Dani cabizbajo mientras se mojaba bajo la lluvia.
-¿Qué ha pasado...?. ¿Estas bien...?. -Dijo más preocupada al verle así.
-Te lo contaré todo dentro de casa... -Susurró avergonzado Dani.
Shara simplemente se limitó a afirmar con la cabeza y tras entrar aun Dani cabizbajo se limitó a cerrar la verja tras ellos y a andar despacio junto a el más preocupada aun que antes. Quería saber que había pasado y porque estaba así, y Emma les estaba esperando delante de la puerta de casa como rogándoles que no la dejaran sola.
Todo parecía calmarse poco a poco, pero esto solo era el comienzo de la tormenta.
Una vez dentro, Shara se ocupó de cerrar la puerta mientras Dani se estiraba las mangas hasta los nudillos para ocultarlos mientras que se sentaba en el sillón en el que estuvo la primera vez que le vieron dentro de casa.
Emma se sentó cerca en el sofá que estaba al lado mirándole pensativa mientras veía aquel corte en su mejilla.
-Dani... que ha pasado... -Susurró Emma preocupada antes de que lo dijese Shara, al cual, al sentarse en el suelo delante de este mirándole con angustia.
-Pues que yo... Yo... Yo le cogí y le dije que no volviese y que te dejará en paz... Le golpeé por tratar tan mal a Shara y a ti... y lo deje tranquilo en el coche... Pero después él se me lanzó encima y yo... Yo... -Se tapó la cara con ambas manos empezando a llorar y solo pudo decir algo más.- Me pasé...
Tras esto se quedaron callados y bastante pensativos mientras Dani seguía llorando.
Ya comenzaba a caer la tarde lentamente. Aquellas nubes grises que Dani vio a lo lejos estaban más cerca aun de lo que se esperaban y hacia un fuerte y potente temporal de viento en la calle.
Tras acabar de ayudar en la cocina a Dani, tanto Emma como Shara se fueron al salón un rato, dejándose caer en el sofá más cercano a la chimenea y mirándose ambas de vez en cuando.
Emma no miraba mucho a Shara, pues sabía que ella estaba preocupada, y por no preocuparla más reprimió sus lágrimas mientras Shara la observaba de vez en cuando, preocupada y sin saber que decir a la vez que su cabeza pensaba en Dani.
Pasaron las horas y Dani se dedicó a leer en el salón mientras Emma y Shara miraban el televisor para no aburrirse, porque para el asombro de él y ellas se puso a llover de golpe, lo cual a Dani no le daba ningún buen presentimiento, pero bueno, ¿qué iba a hacer él contra los cambios atmosféricos?. Nada, así que se quedaron hay tirados en el sofá viendo la televisión.
Hubo un momento algo extraño para Shara aquella tarde, pues de vez en cuando no cesaba de mirar a Dani y cuando se daba cuenta de aquello para su sorpresa, a la vez se daba cuenta de que se quedaba alelada. Mientras las horas pasaban en varias ocasiones Emma iba al baño con la frase de “voy un segundo al baño”, momento en el que no podía más reprimir sus lágrimas y por no preocupar a Shara, se iba a llorar a escondidas, y en una de esas ocasiones, ya que estaban ambos sentados en el mismo sofá, Shara, algo agotada reposó la cabeza sobre el hombro de Dani, el cual se sonrojó bastante al notarlo, pero no dijo nada, sino que esbozó una sincera y feliz sonrisa, hasta que al llegar Emma, que al ver a Shara en así con Dani le echo una miradita picarona a Shara y esta avergonzada y más roja que el tomate se separó al instante haciendo como que tosía.

Los ancianos no llegaban y ya eran sobre las ocho de la tarde, acercándose ya la noche sobre aquel día, y de golpe, el ruido de un coche interrumpió aquella calma que había en aquel salón. Un coche rojo algo mal cuidado por algunos golpes de accidentes se había plantado delante de la verja de la casa y de el coche salió un chico bastante corpulento que por lo visto iba bastante borracho, y no era otro que el famoso Aiden, al que no se le ocurrió otra cosa que empezar a golpear la verja reclamando la presencia de Emma.
Emma, al oír la voz con al que la llamaba a gritos Aiden, le recorrió un escalofrió por toda al espalda, la ultima vez que Aiden la llamó así a gritos y estaba borracho la golpeó de tal manera que le marcó el costado en pleno verano con un “bonito” morado, por el que tuvo que mentir a todos diciendo que se había dado un golpe bajando por las escaleras, a todos, menos a Shara, la cual, prácticamente sabía casi todo de la vida de Emma.
Shara se levantó de un brinco y miró a Dani como pidiéndole ayuda con la mirada y se se dedicó a agarrar del brazo a Emma, la cual parecía disponerse a salir al portal.
-Emma... No... Ya esta... ¿Vas a dejar qué haga lo que quiera y vuelva a hacer lo que hizo?.- Susurró casi sin voz por el miedo y la preocupación.
-Siempre se hizo lo que el señorito quiso y no creo que vaya a cambiar... -Respondío tragando saliva mientras una lágrima salia de uno de sus ojos.
Al ver y oír aquello Dani salió corriendo del saló a buscar el bate de baseball que su abuelo guardaba bajo su cama por si alguna vez alguien se atrevía a entrar a robar y sin perder el tiempo se plantó delante de la puerta sin dejar pasar ni a Emma ni a Shara. Tras esto las miró a ambas a los ojos y suspirando y con un tono de voz cauteloso a ala vez que firme, a la vez que posaba la punta del bate en el suelo les dijo:
-Emma, no estas sola, y ese de hay ni pienso dejarle entrar a casa y menos dejarte sola fuera, además esta borracho y por lo que comentabais... no, no me da la gana, si sales sales con nosotros y si, me voy a llevar esto por si los pelos, os pongáis como os pongáis. -Tras esto Emma y Shara se quedaron entre asombradas por la ayuda, como aterradas por lo que podía pasar si salian.
-Dani... Cielo... -Dijo Shara como si se le escapase el alma.- Yo... No quiero que te hagan daño...
-Y yo no quiero que un borracho asqueroso que trata a una mujer como si fuera basura venga a aquí a joder a mi casa y encima de paso que le haga daño a ti o ella, antes le parto la cabeza con este bate. -Dijo muy firmemente sin apartarse de la puerta.
Emma lo miró con una mezcla de miedo a la vez que de alivio de saber que no estaba sola y musitó débilmente:
-Gracias por todo Dani... - Tragó saliva y suspirando a la vez que cerraba sus ojos avanzaba hasta la puerta, la cual abrió Dani saliendo primero.
Lo primero que se vio al salir era a Aiden borracho y dando golpes a la verja mientras daba tumbos. Nada más ver este a Dani salir y detrás a Emma y a Shara no se le ocurrió nada mejor que vomitar delante de la verja, y tras recuperarse mirarlos a los tres y comenzar su sarta de insultos.
-¿Con qué estabas con este mierdas, no pedazo de guarra?. Como no, y con la putilla pelirroja... -Tras esto se echó a reír y sacó de sus casillas a Dani, al cual no le gusto lo que le dijo a Emma pero mucho menos como trató a Shara por lo que golpeó con fuerza la verja y gritó con furia.
-¡Tu pedazo de mierda, deja de golpear la verja de mi maldita casa y vete por donde has venido!. ¡Emma no esta conmigo ni tiene ninguna relación, aparte de la de amigos... o eso creo que soy para ella y a mi sinceramente aunque pueda ser le brusco, no me gusta ni la quiero ni la conozco de nada... así que deja de meter mierda... y no te metas con Shara que no tiene anda que ver en este asunto o... aaaag!. ¡VETE!.
Esto dejo algo bloqueada a Emma la que no sabía como responder, y a la vez hizo tragar saliva a Shara, tanto por el insulto recibido como por ver tan alterado a Dani, lo cual no le gustaba ni un pelo, por lo que se acercó a él y le agarro por uno de sus brazos susurrándole que se tranquilizase un poco.
Aiden se limitó a abrir y cerrar los ojos como algo sorprendido por la reacción del chico, o como si tuviese miedo le respondió.
-Esto no va contigo pedazo mierdas... Va con Emma y conmigo, vete con al puta roja a otro lado y déjame hablar con la subnormal de la rubia, aquí se hace lo que a mi me da la gana. - Sonreía mientras como un tonto mientras aun se notaba el efecto del alcohol en su cara.
-Mira niño, vete a seguir bebiendo por hay, estréllate con el coche si quieres, piérdete, pero deja de una vez a Emma, ella no va a hacer lo que te de a ti la gana, además, ¿te crees el rey del mundo?. -Dani aferró con fuerza su bate mientras intentaba contenerse.
-Yo soy alguien no como tu... Además, ¿de qué vas que si no te atreves ni a abrir la maldita puerta?. -Dijo Aiden.
-Vale... esto se acabó... Shara coge el maldito bate y llévate a Emma al portal de casa, si hace falta entrar dentro y cerrar con llave por favor... -Tras eso Dani se soltó del brazo de Shara, le dio le bate y se plantó delante de la verja esperando a que Shara hiciese lo dicho, la cosa se ponía violenta.
-Dani... No tienes porque hacerlo... -Sususrró angustiada Shara.
-Ya... pero por lo visto es de los que no aprenden con palabras... Además... No voy a hacerle nada... Esta borracho. -Dicho esto y al ver a Shara casi arrastrar a Emma que seguía como bloqueada abrió la puerta y empujó a Aiden al suelo, el cual se cayó al suelo de lo borracho que iba.
-Estas muerto flacucho... -Dijo agresivamente y con desprecio Aiden.
Dani aprovechó para cerrar la puerta de la verja tras el y lanzar las llaves hacia el parque por si la cosa se ponía mal. Tras esto se dio la vuelta y levantó agarrando por el cuello de la camiseta con ambos brazos, a Aiden.
-Mira... Tú te vas a ir de aquí en tu maldito coche y no quiero volverte a ver la puñetera casa cerca de mi casa... -Dicha esta frase estampó sin soltarle aun, su espalda contra la puerta del piloto del coche.- Tú no vas a volver a dirigirla la palabra a Emma o como me enteré... te prometo que que parto la cara con mis propias manos... - Le volvió a sacudir contra el coche y acabó de hablar.- Y tú... Como le vuelvas a poner un solo dedo a Emma o a faltar le el respetó a Shara... Date por muerto escoria... -Dicho esto ultimo comenzó de golpe a llover y soltándole con una de las manos la camiseta de Aiden le propinó un puñetazo en la cara y lo tiró al suelo.
Aiden se levantó dando tumbos al ver a Dani dirigirse a la verja de la casa sacudiendo la mano con la que le golpeó y e abalanzó contra el con rabia, lo que acabó con ambos chicos en el suelo. Esto le hizo recordar algo de su pasado a Dani, por lo que reaccionó violentamente y haciendo que se volteasen ambos y quedando el encima comenzó a darle puñetazos en la cara con ira y cuando volvió en si empezó a llorar mucho más fuerte. Tragó saliva con fuerza mientras se levantaba con las manos doloridas y algo manchadas de sangre por reventarse los nudillos. Aiden estaba medio inconsciente en el suelo con un ojo morado, la nariz ensangrentada y el labio inferior partido. Dani al contrarío, llevaba solo un pequeño corte en la mejilla ya que al caer se golpeó contra una piedra algo dentada.

Asustado lo levantó y lo metió dentro del coche y sin pensarlo dos veces llamó a una ambulancia para contar lo ocurrido y cuando se relajó un poco y dejó de llorar llamó al telefonillo de la puerta exterior.
-Shara... Por favor... ¿Puedes abrirme la puerta de la verja?... Las llaves están en el césped... -Su voz era casi un susurro y con un tono de amargura muy claro.
Al oír aquella voz Shara preocupada salió a toda prisa con el bate en la mano y al encontrar las llaves en el suelo se apresuró a abrir la puerta, encontrando a Dani cabizbajo mientras se mojaba bajo la lluvia.
-¿Qué ha pasado...?. ¿Estas bien...?. -Dijo más preocupada al verle así.
-Te lo contaré todo dentro de casa... -Susurró avergonzado Dani.
Shara simplemente se limitó a afirmar con la cabeza y tras entrar aun Dani cabizbajo se limitó a cerrar la verja tras ellos y a andar despacio junto a el más preocupada aun que antes. Quería saber que había pasado y porque estaba así, y Emma les estaba esperando delante de la puerta de casa como rogándoles que no la dejaran sola.
Todo parecía calmarse poco a poco, pero esto solo era el comienzo de la tormenta.
Una vez dentro, Shara se ocupó de cerrar la puerta mientras Dani se estiraba las mangas hasta los nudillos para ocultarlos mientras que se sentaba en el sillón en el que estuvo la primera vez que le vieron dentro de casa.
Emma se sentó cerca en el sofá que estaba al lado mirándole pensativa mientras veía aquel corte en su mejilla.
-Dani... que ha pasado... -Susurró Emma preocupada antes de que lo dijese Shara, al cual, al sentarse en el suelo delante de este mirándole con angustia.
-Pues que yo... Yo... Yo le cogí y le dije que no volviese y que te dejará en paz... Le golpeé por tratar tan mal a Shara y a ti... y lo deje tranquilo en el coche... Pero después él se me lanzó encima y yo... Yo... -Se tapó la cara con ambas manos empezando a llorar y solo pudo decir algo más.- Me pasé...
Tras esto se quedaron callados y bastante pensativos mientras Dani seguía llorando.